Inicio » Posts tagged 'Tabaco'

Tag Archives: Tabaco

Frank Moya Pons: La revolución [económica] ignorada

ECONOMISTA DOMINICANO se complace en presentarle este artículo del destacado historiador dominicano Frank Moya Pons publicado en la desaparecida revista RUMBO.

La revolución ignorada

Pocos dominicanos se dan cuenta de que la República Dominicana ha estado viviendo en medio de una revolución social y económica.

Esta revolución comenzó durante la Segunda Guerra Mundial y, salvo un par de conyunturas de estancamientos a finales de los años 50 y principios de los 60, los cambios generados por ella se han ido acelerando a medida que pasa el tiempo.

La revolución dominicana del último medio siglo ha sido una revolución capitalista, y de ella no han podido escapar ni siquiera los que más se opusieron a ella, esto es, los socialistas y comunistas.

En el curso del siglo 19 la economía dominicana se expandió lentamente por vía de sus exportaciones, principalmente tabaco y maderas. Durante la primera parte de esa centuria el país vivió dentro de lo que se conoce como capitalismo mercantil.

En los últimos 25 años del siglo pasado (19), las exportaciones dominicanas se expandieron considerablemente con el desarrollo de nuevas plantaciones de azúcar, café y cacao que incorporaron definitivamente la economía dominicana a la economía mundial.

El modelo económico era entonces relativamente simple y muy similar al que presentaban la mayoría de los países de América Latina: un país especializado en la producción y exportación de varios productos tropicales o minerales que producían divisas para financiar las importaciones de mercancías no producidas localmente.

El comercio exterior era entonces el principal motor de la economía pues esta funcionaba el ritmo de las exportaciones.

Cuando las ventas en el exterior subían, la prosperidad se hacía visible. Cuando bajaban, el comercio se aletargaba, el consumo se constreñía y había escasez por doquier.

La hegemonía era tal que no habían bancos ni instituciones financieras formales. El crédito y financiamiento de las operaciones económicas estaba a cargo de un activo grupo de grandes casas comerciales ubicadas en las cabeceras de las principales provincias y puertos del país.

A pesar de ser la dominicana una economía agrícola, los agricultores y hacendados no eran entonces la clase dominante. Su poder social y económico era compartido por los comerciantes, particularmente los que tenían un poder de compra y almacenamiento, y gozaban de crédito en casas extranjeras importadoras de productos tropicales.

En los pueblos y ciudades más importantes habitaba una élite comercial que avanzaba dinero a los campesinos y hacendados a cambio de sus cosechas.

Esta élite comercial procesaba y almacenaba el tabaco, el café, el cacao, los cueros, la cera, la miel y las maderas, y exportaba estos productos a través de Puerto Plata, Santo Domingo, Azua, Montecristi y Samana.

Estos comerciantes eran banqueros de los productores rurales, así como los mercaderes, artesanos y profesionales urbanos. Su predominio económico y su gravitación social los convertía en uno de los ejes centrales de la economía nacional.

El desarrollo de la gran industria azucarera entre 1874 y 1920 no debilitó el poder del sector comercial. Antes al contrario, ayudó a reforzarlos.

Aunque controlada por compañías extranjeras, la industria azucarera sirvió para aumentar sustancialmente las exportaciones al mejorar la capacidad de pagos del país en el exterior.

Al convertirse en uno de los principales exportadores, la industria azucarera diseminaba en las regiones bajo su influencia mucho dinero en salarios.

Ese dinero circulaba rápidamente en busca de alimentos y mercancías importadas y era recogido en un breve ciclo económico por los comerciantes importadores que eran, a su vez, los principales exportadores en el país.

La industria estaba entonces escasamente desarrollada. Aparte de los ingenios y de unos pocos aserraderos, los llamados establecimientos industriales eran casi todos pequeños talleres artesanales de poca tecnología y escaso personal.

En muchos de ellos la tecnología derivaba de la llamada Edad Media europea, aunque algunos utilizaban máquinas e instrumentos de más reciente invención, esto es, de la proto-revolución industrial europea del siglo 18.

La llegada de la máquina de escribir, del linotipo, del cable submarino, y de los vehículos de motor empezó a alterar el ritmo de cambio en la sociedad dominicana a principios del siglo 20, pero no fue suficiente para revolucionar la economía.

Esta siguió manteniendo su carácter mercantil durante las siguientes décadas hasta que comenzó la revolución capitalista que hemos mencionado más arriba.

Historia del tabaco en República Dominicana

La República Dominicana es hoy el principal productor y exportador de los cigarros más deseados en el mundo y Santiago de los Caballeros es la capital de esta industria al ser el centro de la producción tabacalera en nuestro país. Es por ello que nos debe interesar la historia y el desarrollo de esta industria que ha puesto a la República Dominicana en el mapa de los aficionados de los cigarros y del tabaco. La empresa E. León Jimenes comparte con nosotros la historia del tabaco en sentido general y de la industria tabacalera dominicana.

La economía de Santiago de los Caballeros

La República Dominicana es el único país de Centroamérica y el Caribe que cuenta con dos grandes metrópolis. Esta anomalía se debe al gran sentimiento cívico y dedicación empresarial que desde siempre ha caracterizado a los santiagueros. El resultado ha sido una ciudad bonita, moderna, próspera y admirable cuando se toma en cuenta que el rol del Estado central ha sido deficiente y a pesar de ello, Santiago de los Caballeros ha logrado un nivel de desarrollo económico tan alto, que la competencia la forma una sola ciudad, nada más y nada menos que la misma ciudad de Santo Domingo, capital de la República. En este artículo tratamos de presentar las ramas económicas más importantes y de mayor relevancia para la economía de Santiago de los Caballeros, ciudad que goza de ser la segunda capital económica, poblacional y cultural de la República Dominicana.

Santiago de los Caballeros concentra más del 50% de la economía de la región del Cibao. Su PIB equivale al 14% del PIB nacional, unos US$11.9 mil millones (PPA) mientras el PIB per cápita asciende a US$12,626 (PPA); convirtiendo la zona en una de las más prósperas del país, y de Centroamérica y El Caribe. Aunque Santiago produce de todo, 9 clusters domina la producción de la ciudad. Éstos son:

  • Cigarros y Tabaco
  • Textiles y Confecciones
  • Construcción
  • Salud
  • Turismo
  • Tenerías y Piel
  • Comercio
  • Educación
  • Agroindustrias (no tabacaleras)

En términos geográficos, la actividad socioeconómica de la ciudad es principalmente de carácter residencial, cubriendo el 80% de la superficie urbana. Los mismos se reparten de la siguiente manera según los niveles de ingresos por hogar:

  • Alto: 17%
  • Medio: 51%
  • Bajo: 24%
  • Pobre: 8%

En segundo lugar está el sector comercio con tan sólo 5.11% del área urbana dedicado a esta actividad. La mayor concentración comercial se encuentra en el Centro Histórico y en las avenidas más concurrentes como la Estrella Sadhalá, la 27 de Febrero, la Juan Pablo Duarte entre otras; además de las grandes plazas comerciales con Centro Plaza Internacional siendo la más tradicional y Bella Terra Mall la más nueva.

En último lugar está el sector industrial, ocupando el 4.7% de la superficie urbana, aunque también incluye las zonas francas, las cuales cuentan con 1 de cada 4 empleos generados en el sector a nivel nacional.

La población económicamente activa de Santiago se distingue de las demás del país por su mayor participación laboral en la manufactura (26%), mientras un 25% trabaja en el sector comercio, otro 23% en servicios y otros sectores; mientras un 5% labora en el sector turístico.

El turismo santiaguero tiene una imagen muy pobre debido a que la gente común y de otros países tienden a no ver a Santiago como un centro turístico tradicional. Esto quizás se debe a que la República Dominicana ha tenido mucho éxito explotando su turismo de descanzo, sol y playa; pero tiene muy subdesarrollado otros subsectores del turismo como es el caso con el turismo ecológico, el urbano y cultural. Al Santiago ser una ciudad en el interior del país, pues se entiende su muy pobre participación turística. A pesar de ello, las estimaciones de visitas turísticas muestran que al menos 36,000 personas visitan el Monumento a los Héroes de la Restauración de la República y 78,000 personas participaron en los tours ofrecidos en las fábricas de cigarros, por año. El turismo que sí existe en la ciudad es el relacionado a los negocios y por tal razón la ciudad cuenta con una amplia infraestructura hotelera que supera las 520 habitaciones de primera categoría. Aquí se destaca la fuerte participación de HODELPA, empresa hotelera de origen no sólo dominicano, sino también santiaguero.

El sector financiero de Santiago se destaca por ser de los más desarrollados e importantes del país. La ciudad concentra el 13% de las oficinas financieras del país. Además aporta el 11.3% de los ahorros y tan sólo el 6.23% de los préstamos a nivel nacional. Algunas de las financieras con oficinas en Santiago son Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos, Banco León, Banco Popular, Banco Santa Cruz, Banco Caribe entre otras.

El sector comercial ha experimentado una bonanza con la recién apertura del Multicentro La Sirena en El Embrujo, sumando 3 sucursales de esta cadena dominicana de hipermercados. En adición, Plaza Lama expande su presencia en la ciudad con un nuevo hipermercado en la Avenida Juan Pablo Duarte sumando 2 tiendas Plaza Lama en la Ciudad Corazón. En sentido global, el sector comercio santiaguero abarca más de 13,500 negocios que en 2009 se enumeraban de la siguiente manera:

  • 4,436 otros establecimientos comerciales menores
  • 1,869 bancas de apuestas
  • 1,487 colmados
  • 1,425 salones de belleza
  • 1,289 pensiones
  • 1,100 talleres de servicios
  • 954 oficinas
  • 501 pizzerías, cafeterías y restaurantes
  • 461 repuestos y auto adornos

Dentro de su área de influencia que abarca 5 provincias y 13 municipios que juegan un rol muy importante en el desempeño económico de la ciudad, particularmente en lo relacionado a la agroindustria.

  • Santiago: constituye el eje de cada municipio y de la región, por proveer la infraestructura económica y la demanda de todos los bienes y servicios de la economía interna del Cibao central. También oferta los bienes y servicios que las comunidades dependientes no pueden suplir por falta de economía de escala.
  • Villa González, Tamboril y Licey al Medio: forman un gran centro de producción agrícola de productos menores, y también son los municipios que más dependen de la economía de Santiago. Villa González se especializa en la producción de tabaco, Tamboril en la fabricación de cigarros, y Licey al Medio posee una zona franca con 6 empresas y las principales actividades avícolas del país.
  • Jánico y San José de las Matas: éstos municipios se especializan en el cultivo del café.
  • Villa Bisonó, Esperanza y Mao: forman la zona de producción de arroz y vívieres, éste último con una presencia más fuerte en la zona de Mao.
  • Puerto Plata y Sosúa: es un gran centro turístico y de zona franca.
  • La Vega y Moca: poseen una importante producción avícola y ganadera.

La región cuenta con el mayor número de plantas procesadoras de carne en todo el país, las cuales son suplidas de los insumos por las empresas BALDON y ESPALSA, ambas de origen santiaguero. La zona también procesa más de 40 millones de pollos al año por un monto de más de RD$3,000 millones mas 288 millones de huevos que forman el 20% de la producción nacional y produce riqueza por más de RD$835 millones. Entre las provincias de Santiago, La Vega y Espaillat se concentra el 57% de la población porcina del país (31%, 14% y 12%; respectivamente), lo que se convierte en 18 millones de kilos de carne de cerdo produciendo riqueza superior a los RD$1,170 millones.

A pesar de todo esto, en prestigio y poder internacional, nada se compara con el subsector tabaco. Es muy interesante que Santiago concentra el 95% de los almacenes dedicados al negocio de la exportación de tabaco a nivel nacional. La República Dominicana domina el 55% del mercado mundial de cigarros y cuenta con una participación en el mercado europeo que supera el 25%, mas las ventas de cigarros a los turistas que visitan nuestro país, el cual forma el 98.5% de las ventas nacionales. Las exportaciones brutas de tabaco ascienden a más de US$200 millones. En definitivo que Santiago es la capital mundial de la industria tabacalera y de la producción de cigarros.

El sector industrial de Santiago es de los más dinámicos e importantes del país. Posee la concentración del 15% de las industrias nacionales. Esto implica 308 empresas manufactureras, las cuales en 2004 empleaban a más de 14,000 personas o 12% de la mano de obra manufacturera dominicana. Elaboran todo tipo de productos incluyendo tabaco y cigarros, alimentos, bebidas alcohólicas, hormigón, y hoja de madera enchapada. En 2004 las empresas manufactureras de Santiago fueron contadas por rama de la siguiente manera:

  • 72 Productos alimenticios y bebidas
  • 11 Productos de tabaco
  • 14 Productos textiles
  • 40 Prendas de vestir, adobo y teñido de pieles
  • 05 Maletas, bolsos de mano, artículos de talabartería y guarnicionería, y calzado
  • 07 Productos de madera y corcho; artículos de paja y de materiales trenzables
  • 04 Papel y productos de papel
  • 30 Edición e impresión y reproducción de grabaciones
  • 16 Sustancias y productos químicos
  • 07 Productos de caucho y plásticos
  • 26 Otros productos minerales no metálicos
  • 31 Productos elaborados de metal
  • 04 Maquinaria y equipo
  • 06 Instrumentos médicos, ópticos y de precisión; relojes
  • 04 Vehículos automotores, remolques y semiremolques
  • 01 Otros tipos de transporte
  • 30 Muebles; industrias manufactureras N.C.P.

Dentro del subsector Zona Franca, Santiago posee 15 parques industriales (31% del total nacional) con 155 empresas (30% del total nacional). Se destaca porque de cada US$4 exportados por las zonas francas dominicanas, US$1 sale de las que se encuentran en la Ciudad Corazón.

Con esto concluimos esta pequeña reseña de lo que compone la economía de Santiago de los Caballeros. En un  futuro no muy lejano vamos a publicar varios artículos, cada uno dedicado a una actividad económica de Santiago.

Referencias

Plan Estratégico de Santiago

Movilidad Urbana de Santiago

Cámara de Comercio y Producción de Santiago

Estrategia para la competitividad de la región de Santiago de los Caballeros

Directorio Industrial de la República Dominicana 2004

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 131 seguidores