ECONOMISTA DOMINICANO

Inicio » Análisis » Desempeño de la economía dominicana 2013

Desempeño de la economía dominicana 2013

La economía dominicana tuvo un desempeño ejemplar durante el 2013 si se compara con la tendencia latinoamericana. Nuestro crecimiento nos pone en buena posición respecto a las economías latinoamericanas, las exportaciones totales sufrieron un alza, las reservas nacionales también aumentaron, reducción del déficit de la cuenta corriente entre otros destaques de importancia. Sin embargo, a pesar de las luces, la economía también muestra varias sombras a tomarse en cuenta y que esperamos las autoridades monetarias tomen las decisiones acertadas para cumplir con la meta nacional, que debe ser el desarrollo del país lo más pronto posible para poder brindarles a la población en general un nivel de vida digno.

Producto Interno Bruto

El tamaño de la economía dominicana sufrió un aumento de 0.2 puntos porcentuales respecto al 2012, situándonos en 4.1% para 2013. Este crecimiento promedio para 2013 no refleja los cambios bruscos que se experimentaron durante el transcurso del año, considerando que en los primer y segundo trimestres la economía creció a ritmos lentos (0.3% y 2.8%, respectivamente) mientras en los dos últimos trimestres se aceleró bastante (5.5% en el tercer trimestre y 7.2% en el cuarto trimestre). Con ello obtuvimos la novena posición respecto a las demás economías latinoamericanas y por encima del 2.6% que promedió a América Latina y el Caribe. Esto nos indica que la economía dominicana mantiene cierto dinamismo parecido al de Colombia (4.0%), Haití (4.0%), Chile (4.2%), Uruguay (4.5%), Argentina (4.5%) y Nicaragua (4.6%). No obstante el crecimiento satisfactorio que obtuvimos y que se les puede achacar al panorama internacional, hubieron economías latinoamericanas que tuvieron desempeños extraordinarios como fue Paraguay (13.0%), Panamá (7.5%), Bolivia (6.4%) y Perú (5.2%).

El crecimiento económico se basó en los siguientes comportamientos por sector:

  • Explotación de minas y canteras 151.0%
  • Construcción 7.3%
  • Agropecuario 4.4%
  • Servicios 3.0%
  • Manufactura zonas francas 2.5%
  • Manufactura local 0.5%

Considerando la importancia que tiene el sector servicios por ser la mayor parte del PIB, se puede desglosar de la siguiente manera:

  • Servicios de intermediación financiera medidos indirectamente 13.2%
  • Intermediación financiera, seguros y actividades conexas 10.5%
  • Hoteles, bares y restaurantes 6.3%
  • Salud 5.0%
  • Comunicaciones 4.5%
  • Otras actividades de servicios 4.2%
  • Enseñanza 3.4%
  • Alquiler de viviendas 3.0%
  • Administración pública y defensa 2.0%
  • Transporte y almacenamiento 1.8%
  • Energía y agua 0.8%
  • Comercio -2.0%

Inflación

El 2013 terminó con una inflación acumulada de 3.88%, situando a la República Dominicana como la octava economía con menos inflación en Hispanoamérica. Nuestro desempeño inflacionario fue similar al de Costa Rica (3.7%), Paraguay (3.7%), México (4.0%) y Panamá (4.0%); superior al de Ecuador (2.7%), Colombia (1.9%) y El Salvador (0.8%); y muy inferior al de Venezuela (56.1%), Argentina (10.9%), Uruguay (8.5%) Bolivia (6.5%) y Brasil (5.9%).

Tipo de cambio

Todas las monedas latinoamericanas sufrieron devaluaciones respecto al dólar estadounidense con excepción de Costa Rica y Guatemala que experimentaron una apreciación de sus monedas en 1.3% y 0.8% respectivamente. La República Dominicana tuvo una devaluación en torno a -5.6%, situándonos entre los cuatros países que menos sufrieron devaluaciones, los otros tres son Nicaragua (-4.8%), Honduras (-3.1%) y México (-0.9%). Los países con las peores depreciaciones de sus monedas fueron Venezuela (-31.7%), Argentina (-24.6%) y Brasil (-12.8%).

Balanza de pagos

La cuenta corriente se redujo en -36.3% al ir de un -4,011.8 millones de dólares en 2012 a -2,554.5 millones en el 2013. Esto se explica por el aumento experimentado en la balanza de servicios en 3,881.7 millones de dólares mas el aumento de las transferencias corrientes netas en 3,564.0 millones de dólares (93.5% de los cuales son remesas familiares) menos la balanza de renta en -2,778.3 millones de dólares y la balanza comercial en -7,221.9 millones de dólares. Como porcentaje del PIB, el déficit de la cuenta corriente ha seguido su tendencia descendiente desde el 7.9% que representó en 2011 al 6.8% en el 2012 y 4.2% en el 2013.

Respecto a la balanza comercial, es oportuno aclarar que esta se ha ido reduciendo con el pasar de los años y que la mayor reducción fue precisamente en 2013 con un -16.7%. Tuvimos importaciones por -16,873 millones de dólares (82% importaciones nacionales y el resto importaciones de insumos para las zonas francas, además que las importaciones no petroleras representan el 56%) y exportaciones de 9,651.1 millones de dólares (47% exportaciones nacionales y el resto exportaciones de zonas francas). Las exportaciones totales tuvieron un crecimiento de 6.4% equivalente a un crecimiento de 11.9% entre las exportaciones nacionales y 1.8% entre las exportaciones de zonas francas. De todas las exportaciones, las de mayor crecimiento han sido el oro no monetario (581.6%) y plata (135.2%) mientras el café y sus manufacturas, ferroníquel, tabaco y sus manufacturas, y azúcar y otros derivados sufrieron caídas de -56.5%, -41.2%, -37.1% y -30.8% respectivamente.

Las exportaciones totales de bienes se desglosan de la siguiente manera (en millones de dólares):

  • Bienes para transformación 5,029.0
  • Productos menores 2,331.7
  • Oro no monetario 1,190.8
  • Combustible para aeronaves 525.6
  • Cacao y sus manufacturas 168.9
  • Ferroniquel 157.3
  • Azúcar y otros derivados 138.8
  • Plata 60.2
  • Alimentos para aeronaves 26.5
  • Café y sus manufacturas 15.0
  • Tabaco y sus manufacturas 7.3

Inversión Extranjera Directa

Uno de los renglones económicos en los que la economía dominicana se desarrollo pobremente ha sido en la inversión extranjera directa. Después de haber sostenido crecimientos importantes en la inversión extranjera directa durante el 2011 y 2012, en el 2013 se produce una reducción sustancial de -36.7% al situarse en 1,990.5 millones de dólares, similar a la cantidad registrada en el 2010. Los cuatro sectores donde se concentró el 70% de la inversión extranjera directa son energía (US$449.6 millones), comercial (US$403.7 millones), bienes raíces (US$273.6 millones) y turismo (US$256.5 millones). Los sectores que sufrieron los mayores aumentos en inversión extranjera directa son comunicaciones (985.8%), otros incluyendo los préstamos netos provenientes de inversionistas directos (109.8%), turismo (58.3%) y energía (47.7%) mientras los de peor desempeño son minería (-92.1%) y comercial (-67.9%).

Empleos 

Otro renglón donde la economía dominicana se ha desempeñado por debajo de su potencial es en lo referente a los empleos. Si bien las tasas de desempleo ampliado y desempleo abierto se mantuvieron estables (15.0% y 7.0% respectivamente) durante el 2013, el país tiene que hacer un mejor esfuerzo para reducirlas.

El desempleo ampliado (15.0%), el cual se usa como la cifra oficial del desempleo en República Dominicana, no está a los niveles registrados en el 2005 (17.5%), se encuentra peor que en el 2008 (14.2%), 2009 (14.9%), 2010 (14.1%) y 2011 (14.6%).

En el desempleo abierto, el cual no es usado como cifra oficial del desempleo dominicano a pesar que es un mejor indicador de la competencia que enfrentan las personas desempleadas que están activamente buscando un empleo, se ha notado un deterioro notorio. Desde el 2005 hasta el 2008 se redujo desde 6.6% a 4.7%, sin embargo en el 2009 sube abruptamente a 5.7%, luego baja en el 2010 (5.0%) y desde entonces ha experimentado un alza continua hasta llegar a la cifra actual (7.0%), la cual supera a las tasas de desempleo abierto desde el 2005 hasta la fecha.

A pesar de lo ya mencionado, el país tuvo un aumento total de ocupados netos de 69,801; producto del balance entre la creación de 96,261 empleos netos en el sector formal y la disminución de -26,460 empleos netos en el sector informal.

Conclusión 

En síntesis, la economía dominicana ha demostrado un dinamismo económico impresionante tomando en cuenta el panorama internacional y los cambios en la política monetaria a lo interno. Sin embargo, nuestro dinamismo no es el que teníamos hace unos años y existen otras economías latinoamericanas que han demostrado que es posible tener un dinamismo mayor a pesar del panorama internacional. Por ello es de nuestra creencia que la economía dominicana está creciendo por debajo de su potencial aunque nos situamos mejor que el resto de América Latina y el Caribe. Tenemos un desempeño envidiable en lo que tiene que ver con la inflación, el tipo de cambio respecto al dólar estadounidense y la balanza de pagos. A pesar de ello, nos debe preocupar el declive experimentado por el sector comercio y el crecimiento paupérrimo que ha demostrado la manufactura local. El desempeño con la inversión extranjera directa deja mucho que desear y el comportamiento del empleo sigue una conducta no satisfactoria. El 2013 ha sido un año agridulce para la economía dominicana.

Imagen

Imagen

Imagen

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

Anuncios
wordpress visitors
A %d blogueros les gusta esto: