ECONOMISTA DOMINICANO

Inicio » Análisis » El PIB nominal y las crisis financieras en República Dominicana

El PIB nominal y las crisis financieras en República Dominicana

En las Ciencias económicas existe una teoría bien básica que sugiere que todo funciona a base de ciclos. Las economías, especialmente las capitalistas, tienen sus momentos de vacas gordas seguidas por momentos de vacas flacas, y no hay forma de evitar que ese sea el caso. Las crisis como las bonanzas no sólo se complementan, sino que hasta cierto punto, son necesarias para el buen funcionamiento de cualquier economía. De no ser así, las economías pueden colapsar y destruir toda una civilización.

La economía de la República Dominicana no es exenta a ello, por lo tanto ha sufrido sus bonanzas y sus crisis. Sin embargo, es interesante ver cómo el país ha enfrentado sus crisis a partir de 1980 hasta el 2010. Quizás este análisis les resulte no sólo impresionante desde el punto de vista histórico, sino también, de lo que se puede esperar en nuestro país en el corto o mediano plazo. Como bien dice el dicho, los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla. Le añadiremos que los pueblos que conocen su historia, poseen las herramientas necesarias para mitigar los problemas que están por surgir y que amenazan la estabilidad y desarrollo de toda una nación.

En siguiente gráfico fue creado con cifras copiladas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) del comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) nominal de la República Dominicana desde 1980 hasta el 2011.

En sentido general, el Producto Interno Bruto nominal de la República Dominicana ha tenido un desempeño estelar, con una tendencia claramente alcista desde 1980 hasta el 2010.

En 1984 el PIB, por primera vez en la historia dominicana, había alcanzado casi los US$15,000 millones. Sin embargo, en el año siguiente el país había caído en una profunda crisis, desplomando el PIB a un nivel menos con que el país había comenzado la década de los 80. La recuperación fue tan ardua y lenta, que en 1990, el PIB se situaba ligeramente superior al tamaño que gozaba en 1984, incluso por debajo del tamaño alcanzado en 1980. Sin lugar a dudas, la década de los 80 fue una década perdida para la economía del país y el bienestar de la gente.

En 1990, gracias a las reformas económicas que fueron puestas en vigencia, comienza lo que luego se denominaría como el Milagro Dominicano. Este milagro se caracterizó por su alto índice de crecimiento económico y por el gran impulso del crecimiento de la clase media y, simultáneamente, la disminución de la cantidad de pobres en sentido relativo. Gracias a esas características, en 1994 el país había superado los US$15,000 millones en tamaño que originalmente había logrado por primera vez en 1984. Es decir, después de las reformas, en tan sólo 4 años el país tuvo un progreso tan acelerado que logró más de lo que se había logrado en los 6 años anteriores.

El Milagro Dominicano resultó ser sostenible a tal punto que mantuvo su apogeo hasta el año 2000, cuando claramente se nota un leve descenso en el ritmo de crecimiento económico, producto de algunos cambios en la política económica nacional. Debido a eso, en 2002 el PIB estaba ligeramente superior a como estaba en el 2000, muy distinto a lo que se puede observar con cualquier par de años entre 1990 y el 2000.

Además, el 2002 resultó ser el último año del Milagro Dominicano, debido al surgimiento de la crisis financiera del 2003, la cual redujo el PIB de una forma tan severa, que sólo se puede comparar con el impacto de la crisis de 1985. Sin embargo, a diferencia de la crisis de los 80, la crisis del 2003 tuvo una recuperación tan espectacular, que en el segundo trimestre del 2004 ya el PIB había retornado al nivel que exhibía en el 2002. O sea, lo que tomó 10 años en cumplir en la década de los 80 y comienzo de los 90, se manifestó en meses a partir de la crisis del 2003, ya superada en el 2004.

No queda la menor duda que desde el 2004 hasta el 2010, la República Dominicana ha tenido un desempeño económico tan acelerado y fuerte, que incluso, y claramente se ve en el gráfico, es más impresionante que el Milagro Dominicano de 1990-2002. Las reformas económicas implementadas en 1990 y las políticas económicas llevadas acabo durante la crisis del 2003, claramente explican el buen desempeño económico que el país ha gozado entre 1990 y 2002, además de 2004-2011. Esperamos que en el futuro cercano se sigan implementando políticas económicas que fomenten el crecimiento y el desarrollo de nuestro querido país.

Referencia

International Monetary Fund (IMF): World Economic Outlook (April 2011)

Anuncios
wordpress visitors
A %d blogueros les gusta esto: