ECONOMISTA DOMINICANO

Inicio » Tópicos aleatorios » El crecimiento de la clase media dominicana

El crecimiento de la clase media dominicana

La clase media es considerada por muchos economistas como la más importante en una sociedad que intenta ser democrática y capitalista. Esto se debe a que la clase media (suele dividirse entre media-baja y media-alta) es la que produce la mayor parte de la demanda interna, ayudando el desarrollo económico por parte del consumo. Además, los países con una clase media grande suelen ser muy estables, prósperos, con un alto nivel de desarrollo tanto económico como cultural, educacional y de otras índoles. El aspecto que quizá sea más importante es que una amplia clase media fortalece la democracia. Por tales razones, el crecimiento de la clase media es la meta fundamental del desarrollo económico.

En República Dominicana la clase media-baja representa un 20% de la población mientras la media-alta ronda el 17%, o sea unas 3.5 millones de personas. Sin embargo, no siempre ha sido así. La clase media dominicana surge por primera vez en los años 70 tras la bonanza económica que se vivió en aquella época. Antes de esa década, nuestro país se caracterizaba por tener una inmensa mayoría (más del 80%) en la pobreza y una pequeñísima minoría en la abundancia, con una clase media tan pequeña y débil, que ni merecía ser tomada en cuenta. La clase media dominicana ha seguido creciendo desde los años 70 hasta hoy en día, cada vez más a base del crecimiento de la economía y el sector privado y menos por el crecimiento de la burocracia gubernamental.

Por eso nos llama mucho la atención de cómo se manifiesta ese crecimiento en el siguiente mapa del Distrito Nacional. Cubre los 70 sectores y barrios de la ciudad de Santo Domingo, demostrando los cambios que cada sector ha tenido desde 1981 hasta 2002 de su población:

Según la leyenda, los colores azules representan decrecimiento poblacional (mientras más oscuro, más fuerte), los colores morados equivalen a una estabilidad poblacional y los más rosados significan crecimiento que se fortalece según la claridad del color.

Lo que más resalta a la vista es la dicotomía entre los sectores orientales de la ciudad comparados con los sectores occidentales. Los primeros sufrieron un fuerte decrecimiento poblacional casi generalizado mientras los segundos tuvieron cambios más estables y positivos. Consta que los primeros, por lo general, son sectores de poco poder adquisitivo y los más viejos mientras los segundos son el dominio de las clases media y media-alta, además de ser zonas más nuevas.

Aunque existen varios factores que no se toma en cuenta en éste análisis, como es el crecimiento demográfico y, a la vez las características socioeconómicas, de los demás municipios que forman el Gran Santo Domingo y el país; podemos deducir lo siguiente:

  • La ciudad de Santo Domingo está en pleno transformación de una ciudad pobre y obrera, a una ciudad de clase media y media-alta.
  • El ingreso promedio de los habitantes de la ciudad ha aumentado, tanto en poder adquisitivo como en términos absolutos.
  • Los niveles de consumo en la ciudad van en franco crecimiento, al igual que el bienestar común.
  • La economía interna de la ciudad ha tenido un buen ritmo de crecimiento y desarrollo.
  • Las oportunidades de negocios se multiplican y benefician a las personas que saben identificarlas y aprovecharlas.

Aunque sería interesante ver cifras del período 2003-2010, por lo menos por ser cifras más actualizadas, lo más probable es que la tendencia vista entre 1981 y 2002 se ha mantenido. Quizás durante el 2003-2004 se haya visto una ruptura al crecimiento de la clase media debido a la crisis financiera de entonces, pero a partir de 2004 el desempeño económico del país ha mejorado bastante, se ha mantenido estable y la economía se ha dinamizado.

Existen evidencias palpables de la creciente clase media durante la última década con las aperturas de grandes centros comerciales y negocios en la ciudad capital. Los nuevos Multicentro La Sirena, Jumbo Luperón, IKEA, y Blue Mall; por mencionar cuatro ejemplos, han podido expandirse o establecerse en el país gracias al crecimiento de la clase media y las expectativas al corto, mediano y largo plazo de la misma.

Quizás lo más impresionante del crecimiento de la clase media dominicana de hoy comparada con la que se desarrolló en los años 70, es que el fenómeno de ahora no se limita a Santo Domingo. La expansión del comercio dirigido a la clase media se ha extendido a varias ciudades del interior como ha sido el caso en La Vega (La Sirena), Santiago de los Caballeros (La Sirena, Plaza Lama), Puerto Plata (La Sirena), Punta Cana (Súper Pola) y La Romana (Plaza Lama). Todo esto no es más que un indicio bien palpable del crecimiento del sector social del cual va depender la estabilidad y el desarrollo de nuestro país en el futuro.

Referencia

Oficina Nacional de Estadísticas (ONE)

Anuncios
wordpress visitors
A %d blogueros les gusta esto: