Inicio » Análisis » Análisis de la economía dominicana 2010

Análisis de la economía dominicana 2010

Durante el 2010 la economía dominicana demostró una vez más su fortaleza y dinamismo al presentar un crecimiento económico preliminar de 7.8%, no obstante la incertidumbre que todavía afecta a gran parte del mundo debido a los efectos de la crisis económica global. Este crecimiento se materializó debido a las siguientes actividades económicas:

  • Comercio 12.1%
  • Construcción 10.1%
  • Manufactura local 8.6%
  • Intermediación financiera y seguros 11.3%
  • Comunicaciones 8.4%
  • Hoteles, bares y restaurantes (turismo) 7.0%
  • Transporte y almacenamiento 6.7%
  • Energía y agua 6.4%
  • Enseñanza 5.9%
  • Agropecuario 5.6%
  • Salud 4.6%
  • Otros servicios 4.3%
  • Zonas Francas 0.4%

Estos sectores en conjunto forman el 100% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. En otras palabras, toda la economía nacional demostró crecimiento durante el año. Un detalle que debe ser observado es el caso de las Zonas Francas, las cuales no habían registrado un crecimiento desde el 2004; lo que implica el fin de la crisis que afectaba ese sector.

Por otro lado, el PIB per cápita también registró un crecimiento de 9.7% con respecto al 2009, hasta llegar a US$5,282.20 (en Paridad de Poder Adquisitivo ronda los US$9,000 por habitante). Esta cifra es dos veces el nivel registrado en el 2004 cuando era de tan solo US$2,548 por habitante. En pocas palabras, la riqueza nacional se ha duplicado en tan solo 6 años. Esto también significa que el país se ubica, según los estándares del Banco Mundial, en el estrato de país de ingresos medio-altos; implicando que República Dominicana técnicamente ha logrado salir de la categoría de país pobre aunque todavía no lo es rico.

En cuestión del desempleo el panorama también ha sido positivo. Antes que nada, sería bueno recordar que la desocupación ampliada incluye todas las personas en edad de trabajar que carece de empleo mientras la desocupación abierta incluye a las personas en edad de trabajar que carece de empleo y activamente está en el mercado buscando un empleo. Aunque las autoridades dominicanas suelen usar la primera opción, lo más común a nivel internacional, incluyendo a Estados Unidos, es usar la segunda opción como la oficial y difundida por los medios correspondientes. Con eso en mente, la tasa de desocupación ampliada se ha reducido desde 14.4% en 2009 a 14.1% en 2010. Por lo tanto, la tasa de desocupación abierta en 2009 se situó en 4.4% mientras en octubre del 2010 era de 4.1%. En números concretos equivale a la creación de 160,208 nuevos empleos netos.

Con un crecimiento económico que también se ha manifestado en un crecimiento en el empleo, no debe sorprender que se ha registrado un decrecimiento en el índice de pobreza. Mientra en octubre del 2004 el 43.4% de los dominicanos y extranjeros viviendo en el país se podían considerar pobres, hasta hoy en día se ha reducido en 10.2 puntos porcentuales al situarse en 33.2%. Los niveles de desigualdad también han mostrado una mejoría según el coeficiente GINI que en 2004 era de 0.542 y en 2010 se registró en 0.505.

La inflación acumulada también se ha mantenido relativamente estable situándose en 6.2% durante el 2010. Las mayores incidencia detrás de esa alza se concentra en los sectores Transporte; Alimentos, Bebidas y Tabaco; y el aumento de la tarifa eléctrica.

El sector externo de la economía dominicana ha demostrado un comportamiento positivo. Los ingresos por turismo en 2009 ascendieron a US$4,053.2 millones; durante el 2010 registraron  un crecimiento de 4.6% hasta alcanzar los US$4,239.5 millones. Aunque las remesas disminuyeron en 2.8% equivalente a US$85 millones, el alza en el turismo recompensa esa caída. Las exportaciones tuvieron un desempeño positivo al crecer en 18.6%. Por otro lado, las importaciones van a cerrar el año con un crecimiento de 20.2%, gracias al auge de la demanda interna. Todo esto, en adición con el alza en el volumen y precio del petróleo, significa que el déficit de la cuenta corriente equivale al 7.5% del PIB.

El país ha recibido inversión extranjera al monto de US$2,839.2 millones; ayudando a financiar el déficit de la cuenta corriente. Esta cifra se divide de la siguiente manera:

  • Inversión directa extranjera: US$1,530.5 millones
  • Préstamos al sector privado destinados a inversión: US$769 millones
  • Inversión de cartera: US$540 millones

En el ámbito monetario y financiero dominicano mostró estabilidad y un buen desempeño durante el 2010. La calidad de la cartera de crédito registró una morosidad de 3.36% mientras la cobertura de la cartera vencida es de 117.3%. Por lo tanto, el sistema financiero dominicano disfruta de beneficios que ronda los RD$13,783.9 millones; con un retorno de activos de 2.16% y 20.13% de patrimonio, mas la solvencia que alcanzó 15.91%.

En adición, el país goza de tasas de interés históricamente bajas al situarse en 5.5% la tasa de interés pasiva y en 13.6% la tasa de interés activa del sistema financiero. Debido a lo atractivo que suelen ser estas tasas de interés, también se ha registrado un crecimiento en el crédito al sector privado por parte del sector financiero. Inclusive, la cartera de préstamos ha alcanzado la cifra de RD$415,943 millones; equivalente a un crecimiento de 19.6% respecto el 2009. También los préstamos al consumo tuvieron un alza en 15.1% (RD$12,782.8 millones).

La deuda pública ha alcanzado US$14,405.4 millones en el Sector Público No Financiero; de los cuales US$9,309.3 millones corresponden a compromisos externos y US$5,096.2 millones a compromisos internos. No obstante a ello, cuando se toma en cuenta los bonos de recapitalización, la relación deuda/PIB que en 2009 estaba en 37% del PIB, al finalizar el 2010 se sitúe en 36% del PIB.

Conclusión: La recuperación de la economía dominicana ha seguido en marcha durante el 2010. A diferencias con el año anterior cuando los sectores de la economía enfocados en satisfacer las necesidades de los dominicanos fueron los sectores que mostraron mayor dinamismo y crecimiento; en el 2010 todos los sectores económicos, tanto internos como externos, tuvieron dinamismo y registraron crecimiento. Según los indicadores más recientes, el mejoramiento del panorama económico internacional se espera que continúe, lo que implica un mejoramiento más fuerte en el sector externo de la economía dominicana. De mantenerse la economía doméstica con el dinamismo que la ha caracterizado en los últimos dos años, podemos esperar un 2011 próspero y positivo para el país, nuestra gente y nuestra economía.

Cuadros (clic en cada cuadro para expanderlos)


Referencias

Banco Central de la República Dominicana

Banco Mundial (en inglés)

About these ads
wordpress visitors
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 112 seguidores

%d personas les gusta esto: