Inicio » Análisis » El impacto de la crisis financiera global en República Dominicana

El impacto de la crisis financiera global en República Dominicana

Actualmente el mundo atraviesa por un momento de mucha delicadeza e incertidumbre. La potencia económica del mundo está en una crisis financiera que se ha expandido a Europa y posteriormente a Japón y otros países del mundo. En menor medida la crisis ha afectado a países Latinoamericanos, en especifico a la República Dominicana. Inclusive, a pesar que el socio intercomercial más importante de la República Dominicana ha estado en una fuerte recesión desde diciembre del 2007, la economía dominicana ha demostrado ser un poco blindada ante esos efectos. Por ejemplo, el país ha tenido un impresionante crecimiento económico en el pasado año y aún para el año en curso, existen proyecciones de terminar el año con un crecimiento de 3%; uno de los pocos países Latinoamericanos con tal expectativa. Además, la cantidad de turistas que visitaron el país en el 2008 se mantuvo en aumento, las inversiones en sectores como turismo y construcción han seguido con vigor, y un largo etcétera. Pero, a pesar de todo eso, el país también está sujeta a ser afectado por la crisis que arropa el mundo y los posible impactos pueden ser los siguientes.
La economía real del país está vulnerable a ser impactada por la crisis de la siguiente manera.

Primero, por el déficit externo. En la actualidad existe el fenómeno que el país importa más de lo que exporta, y lo que importa está dirigido principalmente al consumo. Es decir, que el país está endeudándose para financiar el consumo.

Segundo, la sobrevaloración de la tasa de cambio está afectando la competitividad de las empresas dominicanas exportadoras con respecto a las empresas exportadoras de otros países de la región como El Salvador y Costa Rica. Aunque nadie quiere que el peso dominicano sea devaluado, ya que eso afecta el poder adquisitivo de forma negativa y afecta el consumo de los dominicanos, tampoco queremos perder la competitividad porque eso implica, al largo plazo, una pérdida en inversiones y hasta pudiese propiciar la contracción del sector exportador que es una de las fuentes más importantes de divisas.

Tercero, siendo Estados Unidos uno de los principales importadores de productos dominicanos, la baja en importaciones en esa gran nación va afectar las exportaciones dominicanas. Esto afectaría no solamente a los agricultores de cultivos de exportación y las zonas francas, sino también al turismo con menos turistas visitando el país.

Lo interesante del caso es que a pesar de lo ya mencionado con respecto al impacto que la economía real de la República Dominicana pudiese experimentar en el año en curso, la crisis es una crisis en los mercados financieros y ahí es donde se presentará los mayores impactos. Veamos:

Primero, con la congelación de los mercados financieros de Estados Unidos, los inversionistas de allí van a buscar liquidez por doquier. El posible impacto que eso tendría en República Dominicana es una reducción en los depósitos en dólares y otros activos financieros. Esto pude impactar la estabilidad en la tasa de cambio y, además, los intereses.

Segundo, como en Estados Unidos no hay mucha liquidez en sus mercados financieros, esto pudiese incentivar un aumento en la repatriaciones de capitales desde República Dominicana hacia allá.

Tercero, mientras más dominicanos radicados en Estados Unidos, España, y Puerto Rico pierde sus empleos, eso también afectará la remesas que recibe el país y así, la crisis afecta una gran fuente de divisas.

Las amenazas que la crisis financiera global tiene en contra de República Dominicana son serias. Por varias vías amenaza las fuentes de divisas, y por ende, amenaza con exacerbar el déficit externo. La deterioro en la competitividad del país gracias a la sobrevaloración del peso dominicano es una carga adicional a las tendencias negativas que padece el sector exportador enfocado en EEUU como destino final de sus productos. El decenso en ventas que se han registrado en los últimos meses en el país es un signo que la crisis también está comenzando afectar el sector interno de la economía.

En fin, a pesar de la economía haber demostrado estar blindada ante la crisis, para el 2009 la situación se turna ser más difícil que en el 2008. Los sectores que el año pasado no demostraron gran efecto de la crisis, ahora sí están demostrando cierta debilidad, lo que implica que los posible efectos ya mencionados pudiese materializase en el año en curso. Aún del pesimismo que las proyecciones a base de la actualidad tienden de crear en las mentes de las personas, la realidad es que ya están saliendo reportajes que muestran que el fin de la crisis puede terminar al fin del 2009. Por lo menos, eso fue lo que Ben Bernanke dijo. De ser así, los efectos de la crisis que han comenzado a sentirse en el país pueden ser efectos que no duren mucho, y a partir de la segunda mitad del año en curso sino a principios del año que viene, ya esos efectos hayan sido superados. De todos modos, es sorprendente cómo la economía dominicana ha reaccionado ante la peor crisis que afecta al mundo desde la Gran Depresión de la década de 1930. Jamás en la historia la economía dominicana ha demostrado ser tan fuerte por tan largo periodo de tiempo desde que comenzó la crisis y luego sentir algunos efectos cuando la crisis está entrando a su face final. Eso ha de ser un orgullo para el pueblo dominicano, porque decir que República Dominicana ha sorprendido a muchos es una subestimación.

Referencias

Bernanke says recession could end in 2009

About these ads
wordpress visitors
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 118 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: